Casquería

Higaditos de pollo encebollados.

IMG_20140317_214629

 

A muchos esta receta no os apetecerá lo más mínimo, ya que sé que hay mucha gente a la que la casquería no le gusta nada. Pues yo soy una gran seguidora y os la recomiendo ya que tiene múltiples beneficios y porque se descubren platos maravillosos.

Os dejo unos datos sobre los beneficios de esta víscera y os animo a probarla.

Es un alimento poco común en nuestra alimentación y que, sin embargo, aportan multitud de beneficios a nuestro cuerpo.

Su consumo ayuda a nuestro organismo a construir glóbulos rojos gracias a su alto contenido en vitamina B12, una sustancia que es imprescindible para producir el ADN. No es necesario comer hígado de pollo en grandes cantidades puesto que el organismo es capaz de almacenar cierta cantidad de esas vitamina B12 durante varios años.

Otro de los beneficios que podemos encontrar en el consumo de esta víscera, es que contiene grandes cantidades de ribloflavina o vitamina B2, sustancia que ayuda al organismo a producir o reparar los tejidos de nuestro cuerpo, especialmente en el caso de la piel. Por tanto, comer higaditos de pollo nos ayudará a tener una piel mucho más suave y fuerte y que, a su vez, servirá para plantar cara a las escamaciones y erupciones.

Todavía hay más, quienes incluyan el hígado de pollo en su dieta estarán beneficiando a su colesterol y también les ayudará a controlar el estrés, además de que, gracias a su contenido de selenio, tendrá consecuencias positivas en la glándula tiroides y la ayudará a mantenerse sana a través del yodo en el organismo, lo que hará que la sangre sea más saludable.

Ingredientes:

1/2 Kg de higaditos de pollo.

2 Cebollas grandes.IMG_20140317_214534

1 Cucharada de tomate frito.

2 Dientes de ajo.

2 Cucharadas de aceite de oliva.

Sal

 

Preparación:

Se pica la cebolla en juliana fina al igual que los dientes de ajo y se pochan a fuego lento en una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva.  Mientras se pocha la verdura se añade sal al gusto del cocinero. Esta verdura tiene que quedar muy pochada, la cebolla adquiere un tono dorado.

Mientras tanto se pican en tiras los higaditos de pollo. Cuando la cebolla está en su punto se añaden los higaditos y se rehogan lentamente. Cocinar hasta que la víscera esté totalmente cocinada.

En cuanto veamos que está en su punto se añade la cucharada de tomate, se dan un par de vueltas más y ya se pueden comer.

Recomiendo comer este plato recién hecho.

Con las cantidades que he puesto pueden comer 4 personas, si lo acompañamos con una ensalada.

Animaros.

IMG_20140317_214624  IMG_20140317_214513

Este es uno de los platos que no me gustaba de pequeña y que con el tiempo le he dado una oportunidad y me ha entusiasmado.

Por favor, darle una oportunidad a los platos de casquería, encontraréis delicias, os lo aseguro.

 

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s