Entrantes

Caracoles a la madrileña

IMG_20140515_103724

 

Os pongo una receta que me conquista cada vez que la veo. Es uno de estos platos que cuando lo ves no puedes dejar de pedirlo, que si lo ves en el supermercado no puedes dejar de comprarlo. Simplemente, delicioso.

Los caracoles se pueden comprar vivos o ya cocidos. Los cocidos los he visto que vienen en tarrinas en mercadona. Os explico la receta de las dos formas.

 

Ingredientes:

1 Kg. de caracoles.

1 Cebolla.

4 Dientes de ajo.

Hinojo en rama.

Jamón serrano en taquitos o bacon en taquitos.

Bolitas de pimienta

1 Cucharada de pimentón dulce.

1 Punta de la cucharada de pimentón picante.

1 Cayena.

2 Hojas de Laurel.

Tomillo.

Romero.

Mezcla de especias para caracoles.

3 Cucharadas de salsa de tomate frito.

1/2 Vaso de vino blanco.

1 Pastilla de caldo de pollo o verduras.

Agua

Vinagre.

 

Preparación:

En el caso que compremos los caracoles vivos, importante dejarles en ayuno durante 1 o 2 días enteros. De esta forma terminaran de digerir lo que comieron y se les limpiaran los intestinos.

Es muy importante también lavarlos con agua fría y vinagre 4 ó 5 veces. De esta forma se les quitará toda la baba que sueltan. Una vez los tengamos bien limpios, se meten en una olla con agua fría y un atadillo de tomillo y romero. Se ponen a cocer a fuego lento, para que salgan del caparazón lentamente. Dejamos hervir durante 3 horas y a mitad de este tiempo añadimos la sal. Reservar.

En el caso que compremos los caracoles en las tarrinas que vende Mercadona, estas tarrinas vienen con los caracoles cocidos y se presentan con un líquido oscuro. Si lees la etiqueta pone que su modo de preparación es calentar y listo para comer. Yo os recomiendo que no, porque si nunca los habéis probado esto os hará que no os gusten. La forma de preparar es la siguiente.

Se vuelca la tarrina en un colador grande y se les quita todo el líquido que traen. Lavar con agua fría abundante para que se quite el sabor del líquido que traen. Reservar.

Desde este momento, la receta sirve para las dos formas (los caracoles cocidos en casa y los que hemos comprado cocidos).

Picamos la cebolla en brunoise muy fina y el ajo igualmente. Se añaden en una cacerola con aceite de oliva y se pochan a fuego lento. Antes que la cebolla adquiera un tono dorado se añaden 2 hojas de laurel, unas ramitas de hinojo, unas bolas de pimienta negra y una cayena pequeña. Se rehoga lentamente.

Una vez la cebolla tenga un tono dorado se añade el jamón serrano o el bacon, dependerá del gusto y con cualquiera de los dos queda extraordinario.  Se rehoga lentamente.

Se añade el pimentón dulce y picante y se rehoga rápidamente para evitar que se queme.

Añadimos el vino blanco, la pastilla de caldo y un vaso de agua y las 3 ó 4 cucharadas de tomate frito, y se sube el fuego a fuego fuerte para que rompa a hervir.

Dejamos cocer y cuando rompa a hervir añadimos los caracoles y las especias de caracoles. También añadimos el romero y el tomillo y bajamos a fuego lento. Dejaremos cocer durante una hora aproximadamente, que la salsa reduzca su tamaño a la mitad.

IMG_20140515_101506

Recomiendo que esta comida se deje reposar en el frigorífico un día entero, ya que siempre está más buena de un día para otro, ya que el caracol adquiere todos los sabores.

IMG_20140515_103718

Lo mejor es al día siguiente sacar una cerveza fresquita, una barra de pan y unos palillos, calentar y empezar a comer. Uuuuuummmmmm……

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s