conservas, Postres

Mermelada de moras silvestres

El martes fuimos a dar una vuelta Andrés, Lucía y yo, por uno de los estupendos caminos que tiene San Martín. Cualquiera de estos caminos están llenos de zarzamoras, que en estas fechas, están repletos de ricas moras silvestres, así que tupper en mano (porque ya las habíamos visto e íbamos preparados) las recogimos y he preparado una rica mermelada.

Os pongo la receta.

Ingredientes:

900 gr. de moras silvestres.

450 gr. de azúcar moreno.

1 limón.

Preparación:

Lo primero de todo, quitar los rabitos a las moras y lavarlas bien con abundante agua fría.

Las dejamos en un escurridor para que suelten todo el agua sobrante.

Una vez bien lavadas, las ponemos en un bol con el azúcar moreno. Mezclamos bien y dejamos reposar durante cuatro horas. Esta mezcla se irá moviendo de vez en cuando para que suelten líquido.

  

Una vez pasado este tiempo, se vuelca toda la mezcla en una olla y se añade el zumo de un limón. Se mezcla bien y se pone a fuego lento.

Es importante que se mueva con una cuchara todo el tiempo y que el fuego sea muy lento para que no se pegue.

  

Se mantendrá al fuego durante 20 minutos, pasado este tiempo pasamos la batidora hasta conseguir la textura que más nos guste.

En un principio pensaba que iban a quedar más semillas y pieles, y entonces lo mejor es pasarlo por un colador, pero como el resultado me ha gustado mucho, sólo le he pasado batidora.

Me imagino que este paso dependerá de la fruta que se elija y de la textura que se quiera.

Volvemos a poner la olla al fuego y dejamos reducir a fuego lento durante otros 20 minutos. Importante que sea a fuego lento y sin dejar de mover con la cuchara.

Una vez pasado este tiempo tenemos la mermelada lista. Recordad que aunque parezca muy líquida, una vez se enfría la mermelada espesa.

Es la hora de guardarla en los botes.

Con la cantidad que hemos cocinado salen unos 10 botes de 135 c.c. Como tenemos intención de guardarla y que nos sirva para consumir más tarde además de guardarla en los botes, vamos a envasarla al vacío.

Los botes tienen que estar muy limpios y totalmente secos.

Guardamos la mermelada en los botes que hemos elegido, los llenamos hasta el borde. Como la mermelada está caliente, metemos en el bote una cucharita metálica para evitar que se rompa el cristal por la temperatura.

mde

Tapamos los botes con su tapa.

Ahora es el momento de hacerles el vacío.

Ponemos en una olla alta un trapo en el fondo, metemos los botes cerrados y los cubrimos de agua. Se cubren mínimo un par de dedos.

 

Se ponen a cocer y una vez que rompa a hervir el agua se dejan 45 minutos hirviendo.

Pasado este tiempo se apaga el fuego y se dejan los botes dentro del agua hasta que podamos cogerlos sin quemarnos. Una vez que se pueden sacar, los ponemos boca abajo durante al menos un par de horas.

Puedes comprobar que está bien hecho el vacío al ver la tapa. Al tocarla no tiene que hacer ningún movimiento ni ruido.

Pon unas etiquetas con el nombre de la mermelada y con la fecha en que han sido elaboradas.

dav

Listas para comer.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s